La carne se envasa al vacío fileteada, en bolsas de alta calidad y en paquetes de, aproximadamente, medio kilo.

Las ventajas del envasado al vacío frente a sistemas de bandejas con atmósfera controlada son:

  • El periodo de conservación refrigerado es mayor.
  • Posibilidad de congelación. En la carne con atmósfera controlada no es aconsejable su congelación porque los gases pueden contaminar la carne.
  • Al congelar no perdemos ninguna de las propiedades de la carne que quedan dentro de la bolsa y se fijan de nuevo con una descongelación lenta.
  • Impide las quemaduras por frío, la formación de cristales de hielo y la deshidratación de la superficie del alimento gracias a la barrera de humedad de pequeño espesor existente entre el material de envasado y el producto.
  • Mayor seguridad alimentaria: La baja concentración de oxígeno que permanece en el envase tras evacuar el aire inhibe el crecimiento de microorganismos aerobios y las reacciones de oxidación.
  • Favorece la retención de los compuestos volátiles responsables del aroma. Este aspecto es muy apreciado por el consumidor.
  • Mayor grado de seguridad alimentaria: al encontrarse dentro de la bolsa desde su envasado hasta su consumo, las posibilidades de contaminación de la carne se eliminan totalmente.

Envasado

Guardar